Go to Top

El desarrollo de los nuevos envases activos con natamicina para conservar alimentos

Desde hace diez años, las investigaciones sobre nuevos materiales de envase para alimentos se han focalizado en alargar la vida útíl y mantener la frescura del producto envasado durante el máximo de tiempo. También en encontrar nuevos materiales provenientes de fuentes alternativas a derivados del petróleo para minimizar el impacto ambiental de los envases.

Para alargar la vida útil de los alimentos desde su lugar de almacenamiento al de consumo final se han desarrollado los denominados envases activos . Se les añaden sustancias antimicrobianas y antifúngicas, como la natamicina para impedir al máximo la contaminación del producto envasado, sobre todo en aquellos de mayor valor añadido o de menor vida útil.

Y por la parte de los envases de materiales alternativos, los materiales de origen orgánico, como el quitosano que deriva de la quitina, el segundo polisacárido más abundante en la naturaleza después de la celulosa, son los que mejores resultados parece que obtienen. Otros materiales son los derivados de maíz, trigo y otros como la caseína, la proteína de la leche.

Parece que en lo que todos están de acuerdo es en que se obtienen los mejores resultados de la fusión de nuevos materiales con los aditivos naturales. Para alargar el tiempo de almacenamiento de fresas silvestres se ha estudiado una cobertura de quitosano asociado con nisina, natamicina, granada y extracto de pepitas de uva.

Las ventajas de los materiales orgánicos para envases es que son mucho más rápidos en  biodegradarse e incluso comestibles en forma de cubiertas invisibles que recubren cierto tipo de alimentos. Así se aplica el quitosano ya mencionado antes.

A continuación se presenta un cuadro con las principales características que hacen de este biopolímero el referente de la nueva generación de envases de la industria alimentaria.

el quitosano origen y sus aplicaciones

La aplicación del quitosano parece que se está dirigiendo a la comercialización de fruta cortada, pelada y envasada.

La aplicación de estas películas protectoras en frutas y verduras es habitual en la industria alimentaria. En China se realizaba la inmersión en cera de naranjas y limas para retrasar la deshidratación de estas frutas hace siglos.

Summary
El desarrollo de los nuevos envases activos con natamicina para conservar alimentos
Article Name
El desarrollo de los nuevos envases activos con natamicina para conservar alimentos
Description
Desde hace diez años, las investigaciones sobre nuevos materiales de envase para alimentos se han focalizado en alargar la vida útíl y mantener la frescura del producto envasado durante el máximo de tiempo, y en encontrar nuevos materiales provenientes de fuentes alternativas a derivados del petróleo para minimizar el impacto ambiental de los envases.
Author
Publisher Name
vgp
Publisher Logo