Go to Top

Desarrollo y evaluación de la natamicina para la conservación del queso gorgonzola

Como es sabido y ya hemos analizado en anteriores artículos, la conservación de los productos alimentarios depende mayoritariamente de la calidad del producto y de la idoneidad del envase en el que esté contenido. Es por ello que es necesario el desarrollo y evaluación de la eficacia antimicrobiana que se halla en las películas de natamicina que normalmente se aplican en la superficie de productos lácteos durante su proceso de producción.

En consecuencia, el objetivo final – tanto para quesos como para otros productos lácteos – es la optimización del proceso de producción y el aumento de la vida útil y la seguridad alimentaria del consumidor final.

Tomando el queso Gorgonzola como ejemplo, se han producido y probado películas con distintas concentraciones de natamicina para evaluar su eficacia frente a la bacteria Penicillium roqueforti en la superficie de dicho queso.

Por norma general, las películas con una concentración de natamicina que se encuentren entre el 2 y el 4 % presentan resultados satisfactorios para la inhibición de hongos, aun siendo la cantidad liberada de la misma inferior al máximo permitido por la legislación vigente.

De ahí podemos concluir la necesidad del uso de este tipo de películas para garantizar principalmente, y como ya hemos comentado, la seguridad alimentaria de este tipo de productos lácteos.